Este es un paseo cónico, cuyo concepto creativo está basado en las técnicas artesanales más representativas del municipio. El nombre de “Los Guardianes” se debe a que estos son representantes de los cuatro elementos de la naturaleza, nahuales protectores de la ciudad, quienes darán la bienvenida al visitante.

Esta importante obra escultórica ‘Paseo Guardianes de la Reina’, es un desarrollo que permitirá apuntalar aún más, el vocacionamiento turístico, artesanal y cultural de nuestro municipio.

En el corredor se encuentran cuatro gigantes guardianes que representan los elementos: tierra, agua, viento y fuego; 29 obras de arte de las cuales son 13 piezas artesanales que imitan diferentes técnicas, 13 obras de escultura con diferentes terminados, 02 maquetas interactivas bajo relieve con más de 170 piezas miniatura, 01 fósil mineral de la era mesozoica y 25 bancas artísticas.

Las artesanías y esculturas monumentales están inspiradas en la historia del México antiguo y la cultura Tonalteca; un municipio artesanal que ha plasmado en sus vasijas, personajes mitológicos y enigmáticos como los nahuales.

 

 

“La Puerta de Entrada al Reino Tonallan”

Trece cielos se extienden al pasar por esta puerta, la magia que duerme en todos despierta gradualmente mientras damos los pasos sagrados. Así como nuestros antepasados llegaron a esta tierra y de ella crearon las tradiciones que nos legaron, así nosotros tras pasar por esta puerta seremos protegidos por los guardianes del reino.
Esta es la puerta del sol, la puerta que en su forma representa la firmeza y la evolución de nuestro pueblo.
Inframundo y supramundo; el cielo más alto, el trono del sol.

 

“Guardián de la Tierra”

Encargado de resguardar la magia y el equilibrio de la naturaleza, siendo su aliad la tierra. Nahual encargado de proteger la diversidad, siendo a que el poder y la nobleza al barro para engrandecer un territorio con magia en las manos; sabio maestro guardián de las bondades del planeta. Él es quien marca marca el orden cósmico de cómo acariciar la tierra con los pies, a través de la danza.

 

“Guardián del Fuego”

Caballero de fuego, encargado de purificar, con el poder de unir y la capacidad de transformar todo elemento. Nahual que da calor a los hogares del reinado, siendo el fuego quien fortalece a la creatividad, acariciando el barro, fuerte personaje que protege y alumbra al reinado.

 

 “Guardián del Viento” 

Guardián de los cuatro vientos, quien sostiene la dualidad y la paz del reinado. Eligiendo como aliado al águila, ave de los mil vuelos, una de las personificaciones de Quetzalcóatl.

Nahual previsor de los sucesos y advertencias con el poder de dirigir los vientos para fortalecer la abundancia, encargado de encaminar almas viajeras y recibir a cada visitante, descubriendo la bondad o la maldad en ellos.

 

“Guardián del Agua”

El caballero que viaja entre la tierra, aliado con el aire y señor de las tormentas, siendo el hermano mayor de los cuatro elementos.
Nahual protector de las buenas cosechas, señor de la pureza, guerrero que alivia y da vida, el que transmite la paz, la bondad y energía transformando a todo ser vivo.

 

“La Reina Cihualpilli”

Siendo gobernante Tonazintli, al fallecer hereda el trono a su hijo pequeño que pasa a la Cihualpilli Tzapotzintli siendo nombrada como Mauizticayotl, por el consejo de Tlatoanis. Mujer valerosa, de palabra, mujer de paz y fortaleza, que en tiempos difíciles supo mantenerse de pie, gobernando con sabiduría y protegiendp a su ´pueblo de raíces toltecas y zapotecas, ella de origen tecuexe. Bajo las leyes de su Dios Teopilzintli, impulsó el territorio con un visión futurista, creando un reinado de abndancia comercializador y de buena cosecha.

 

“La Custodia de la realeza”

Leales guerreros, seleccionados cuidadosamente del vasto ejército de la Reina, sobresalientes por su valor, su noblleza, arrojo y entrega, ellos son a quienes se les confía la seguridad de la Reina Cihualpilli quienes con honor y orgullo cumplen con su encomienda.

 

“La Transformación Nahual” 

En el México antiguo el Nahual, a través de la meditación se transformaba encontrando el punto donde la realidad y el infinito se unen, logrando dominar el obscuro mar de la conciencia, ahí surge el momento en que se da la ruptura, para la transformación de la materia y la presencia del Nahual. Este deja su forma humana por un tiempo determinado, para adquirir la de su aliado, un elemento de la naturaleza. Son elegidos desde su nacimiento por un eclipse en conjunción, con Venus, la Luna, la Tierra y el Sol, siendo el protector espiritual de su pueblo seres de luz con el poder de transportarse a otra dimensión. 

 

“Penacho del Caballero Águila”

El más alto honor entre los habitantes del Reino, era ser distinguido como Caballero Águila. 

 

“Piel del Nahual”

Estos seres místicos , poseedores del secreto sagrado del cambio de forma, tenían el honor de transformar su apariencia en aquello que su espíritu deseara.
Él dejó su secreto en esta tierra y hoy puedes, por un momento, sentirte en la piel Nahual.

 

“El mensajero de la Reina”

La majestuosidad de nuestro imperio, representando al gran consejo de tlatoanis donde compartimos el fuego con los tecuexes, caxcanes y cocas, es aquí donde nuestra legión de grandes guerreros que han sido el legado de nuestros antiguo, quienes con sus danzas y alabanzas son los curanderos espirituales de nuestro pueblo.
Hoy en día nuestra riqueza es esplendorosa, donde sentimos el calor de la tierra, siendo aliados del fresco aire, de la salva que sube por los árboles y del barro donde habitan nuestros ancestros.

 

“Portador del Chimalli”

Caballero de casa noble, representante orgulloso del hueytlatonazgo de Tonallan y fiel vasallo de la Cihualpilli. Portador del estandarte del reino; portentoso escudo ornamental, rico en pedrería y plumas sagradas.

 

“Máscara de Tastoan” 

El viento nocturno es el escenario del tastoan, como caminante solitario que en su andar desenmaraña el misterio que lo posee y lo impulsa a sobrevivir llegando hasta nuestros días.

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo: